Inter de Milán derrotó 2 – 0 al Bayer Munich en el Santiago Bernabeu y de esta manera se consagró campeón de la Liga de Campeones 2009/2010.  El equipo del portugués José Mourinho fue durante los 90′ superior al conjunto de Luis Van Gaal y tuvo en cancha una pieza importantísima, nada más y nada menos que al delantero argentino Diego Milito que marcó ambos tantos.

En la memoria de los tifosi del Inter quedará marcada esta Champions League, no es para menos, en la semifinal dejaron fuera de competencia al gran favorito para quedarse con la copa, el Barcelona de Lionel Messi, recurriendo al catenaccio, esquema táctico que utilizó en 1965 el director técnico Helenio Herrera justamente al mando del mismo equipo italiano.

El equipo de la ciudad de Milán contó con un inspiradisimo Wesley Sneijder que supo entenderse a la perfección con el argentino Diego Milito. Si bien el Bayer Munich tomó desde el minuto uno la iniciativa de atacar (Robbendependientes), y jugar en toda la cancha, a los 35′ llegó el primer gol de esta final. Un saque largo desde el arco del brasilero Julio César permitió que el sucesor de Ibrahimovic, previo a una pared con el 10 del Inter, marque para su equipo.

Ya en la segunda mitad, en el minuto uno, fue el delantero Thomas Müller quien inquietó el área del equipo italiano a través de un disparo que fue al cuerpo del arquero mundialista Julio César. De todas formas, a lo largo del complemeto, el Inter supo hacer valer su reputación de juego al estilo “candado”, defendiendo con nueve jugadores en su campo y dejando como último hombre a Diego Milito, y fue su no desorganización la que premió a los 70′ al argentino con la 22 en la espalda. El delantero fue el personaje principal de esta película con segunda parte, el actor de reparto con importancia (que dio la asistencia) fue el camerunés Samuel Eto’o y por último, los “villanos” que mordieron el polvo fueron el defensor belga Van Buyten, que sufrió el amague del argentino,  y el arquero alemán Butt que tuvo que ir a buscar la pelota al fondo de la red.

Quizá dentro del podio de los mejores del partido se encuentre el holandés Arjen Robben, estandarte del Bayer Munich, pero el primer lugar sin duda es para el ex Racing, Genoa y Zaragoza, mientras que el segundo puesto le corresponde al  equipo italiano en general que supo mantener una idea de juego y no se precipitó en ningún momento.

Señores, Europa tiene nuevo Rey y es el Inter.  Los italiano “interistas” tienen nuevo ídolo/príncipe y es Milito. Real Madrid tiene nuevo técnico … y parece ser Mourinho.

Por Carlos Siffredi

Anuncios