“Yo ya no corro más, yo quiero jugar al fútbol” fue lo que le dijo un buen día Joseba Etxeberría a su padre. Y su elección no fue errada. La carrera futbolística de este delantero comienza en las divisiones inferiores de la Real Sociedad y finaliza, paradojicamente, en el Athletic Club de Bilbao el 15 de mayo de 2010.

“Etxebe”, apodado así por los hinchas del club rojiblanco vasco, nació en la villa de Elgóibar (municipio de la provincia de Guipúzcoa) en 1977. Dieciocho años más tarde, en 1995, llegaría su primer gran desafió, el Mundial Sub 20 de Qatar. Mikel Etxarri, entrenador de la Real Sociedad en ese entonces, le dijo: “vete tranquilo que a pesar de que están Raúl y Morientes por delante tuyo, el titular vas a ser tú”.

Sabias y correctas fueron las palabras del director técnico. Fernando Morientes se lesionó en el partido ante Burundi y fue el elgoibarrés quien supo reemplazarlo a lo largo de la competición. Si bien Argentina se consagró campeón de ese certamen, Etxeberría anotó siete goles (tres a los rusos y dos a los burundeses y chilenos) que le permitieron obtener el Botín de Oro del torneo.

La gran actuación de “Etxebe” en el Mundial Juvenil fue una excelente carta de presentación para que el Betis ponga sus ojos sobre él. Sin embargo, la pulseada por la contratación del joven y talentoso número 11 la ganó el Athletic Club de Bilbao que, pagando una cláusula de 550 millones de pesetas a la Real Sociedad, pudo oficializar el traspaso del delantero.

“He tomado la decisión de venir al Athletic de Bilbao porque he visto que tenían plena confianza en mí y ahí esta el dinero que han pagado. Intentaré devolver eso con goles y buen fútbol”, fueron las palabras de Joseba Etxeberría en la conferencia de prensa que dio en su nuevo club para informar el fichaje. Al igual que de pequeño, no se equivocó en su elección.

Importantes fueron las cosas que el nacido en el municipio de la provincia de Guipúzcoa vivió en la institución que sólo acepta jugadores vascos en su plantilla. Desde la pelea por mantener la permanencia en la primera división de la Liga española contra el Rayo Vallecano, hasta la goleada histórica 7-1 al Standard Leija por un partido de Copa Uefa, hoy Europa League, del año 2004.

Las declaraciones del 17 seguían dando que hablar. En octubre de 2008, el jugador expresó su deseo de renovar gratuitamente  su contrato para con el club de sus amores: “Mi ilusión era jugar 15 años en el Athletic, que es toda una vida. Mi último año como profesional quería hacerlo sin cobrar. En agradecimiento al comportamiento que ha tenido el club conmigo y sobre todo por el cariño que me ha dado la gente”, dijo el delantero.

El sábado 15 de mayo, de 2010, en el San Mamés,  por la última fecha de la Liga BBVA, Joseba Etxeberría puso fin a su carrera como futbolista profesional ante el  Deportivo la Coruña. La ovación para el querido delantero fue de todo un estadio, más de 35 mil personas lo aplaudieron en el momento en que fue sustituido por el joven Gaizka Toquero Pinedo.

Etxebe es el claro ejemplo de como se puede vivir y sentir en cuerpo y alma la camiseta del Athletic Club, y fueron sus lágrimas, en el momento de la sustitución, las que expresaron su pasión y dolor hacia el club de la villa de Bilbao.

Por Carlos Siffredi

Anuncios