El Mundial ya empezó, la Jabulani comenzó a rodar y  la primera fecha del torneo de fútbol más importante del planeta dejó un saldo bastante pobre en cuanto a goles.

Sudáfrica y México fueron protagonistas de un 1-1 en el partido inaugural del Mundial que se disputó en el Soccer City Stadium de Johannesburgo.

Los mexicanos tuvieron desde el comienzo la iniciativa de ataque, pero fueron los locales los que marcaron el primer gol del Mundial. El volante Siphiwe Tshabalala, a los 55 minutos, fue el encargado de hacer estallar las vuvuzelas gracias a un contragolpe que pudo romper con la defensa mexicana. El tanto anotado por el jugador fue un típico tiro fuerte y cruzado que no pudo ser detenido por el arquero rival Óscar Pérez.

México, que mantenía su postura ofensiva, pudo establecer la igualdad (y encontrar la tranquilidad) en el marcador al los 79 minutos. El veterano Rafael Márquez, jugador del Barcelona, realizó el gol para los mexicanos gracias a un centro al corazón del área del volante Andrés Guardado, quien ingresó a los 10 minutos de la segunda mitad por el defensor Paul Aguilar.

El resultado final pudo haber sido 2-1 a favor de los sudafricanos. A los 89 minutos, otra vez por medio de un contragolpe, el delantero Katlego Mphela sacó un disparo que, para suerte de los mexicanos, terminó siendo desviado por el palo derecho del arquero Pérez.

Un empate con sabor a triunfo para Sudáfrica y preocupación para México fue lo que dejó el primer partido del Mundial.

El segundo partido de la fecha los disputaron en el Cape Town Stadium de Ciudad del Cabo Uruguay y Francia. El marcador final se mantuvo en cero hasta el final para ambos equipos. Los subcampeones del Mundial de Alemania 2006 no pudieron marcar en el arco uruguayo ni con un hombre más en la cancha. El equipo celeste sufrió la expulsión, por doble amarilla, en el minuto 82 de su joven promesa futbolística Nicolás Lodeiro. El charrua había ingresado a los 17 minutos de la segunda etapa por Ignacio González. Una discución verbal  entre el centrocampista francés Toulalan y el defensor oriental  Lugano fue , a lo sumo, algo más que dejó el encuentro.

Meritorio es el empate para la selección dirigida por Oscar Washington Tabárez que ahora piensan en su próximo rival, Sudáfrica el miércoles. Lo destacado del conjunto de Raymond Domenech fue el mediocampista del Arsenal inglés Aboud Diaby, Francia se medirá ante México el próximo jueves .

Por Carlos Siffredi

Anuncios