Holanda, candidata a quedarse con el título, derrotó por 2-0 a Dinamarca en el Estadio Soccer City de la ciudad de Johannesburgo. El equipo holandés hizo bien los deberes, a pesar de que durante el primer tiempo los daneses lo complicaron de a ratos, controló el balón en áreas decisivas e hizo circular la pelota en toda la cancha. Su mediocampo integrado por figuras, Van der Vaart; De Jong; Van Bommel y Sneijder, distribuyó bien el juego.

Si bien la primera mitad terminó igualada sin goles en el marcador,la ventaja holandesa no se hizo esperar. A 36 segundos del inicio del segundo tiempo, un centro del atacante Robin Van Persie terminó en gol en contra de Dinamarca. El autor del tanto fue el defensor Daniel Agger, que desvió (en el área) un cabezazo de su compañero Simon Poulsen.

A pesar de la ventaja en el marcador, Holanda buscó definir el partido. Y fue en el minuto 39 que los naranjas obtuvieron su merecido gol. Un disparo al palo de Elijero Elia, reemplazante de Rafael  Van der Vaart a los 67′ , dejó al delantero Kuyt solo para la definición y de esta manera sellar el resultado.

Ganó el Holanda, cumplió como equipo grande y no extrañó a Arjen Robben.

Por Carlos Siffredi

Anuncios