En cuanto a nombres (de país y plantel) es sabido que Brasíl supera ampliamente a Korea del Norte, pero en el primer partido del certamen que disputaron hoy en el Estadio Ellis Park los coreanos supieron complicar al pentacampeón y casi logran empatar el encuentro. Con goles de Maicon y Elano, los brasileros ganaron 2-1 (para Korea marcó el mediocampista Yum Nam) y comenzaron el Mundial sumando de a tres.

No fue mala la actuación de Corea, los asiáticos causaron bastantes problemas al equipo brasilero. Defendiendo de manera estructurada, al equipo de Dunga se le complicó penetrar esa muralla “china” (coreana en este caso), pero de tanto intentar el gol al fin llegó. Ya en el segundo tiempo, el encargado de poner a Brasil arriba en el marcador fue Maicon, que sin ángulo y sobre la línea de fondo pateó al arco y su disparo tuvo como destino final la red norcoreana. Todo esto a los 9 minutos del tiempo complementario.

La verde-amarela tenía que liquidar el partido si no se las quería ver amarilla, y fue en el minuto 26 que el mediocampista Elano definió de primera, luego de un buen pase de Robinho que penetró la defensa coreana, y selló el resultado para tranquilidad de los cariocas.

Corea del Norte consiguió el famoso “gol del honor” a 2 minutos del tiempo cumplido. Su número 8, Yum Nam, marcó el descuento que dio falsas ilusiones a un equipo que, si no recibía en contra ese primer gol, tranquilamente pudo haberle hecho más partido aun a Brasil.

Ganó el eterno rival de Argentina, pero no por la diferencia que se esperaba.

Por Carlos Siffredi

Anuncios