La selección rioplatense de Oscar Tabárez se impuso a la de Carlos Alberto Parreira en un rotundo 3-0 que dejó con pocas chances a los locales de pasar a la siguiente ronda. Diego Forlán marcó los dos primero goles (uno de penal) y el tercero fue para la cuenta personal de Álvaro Pereira. El arquero sudafricano Khune se fue expulsado por provocar el penal.

La segunda fecha es importante para todos los países que conforman la zona A del Mundial. En la primer jornada fueron todos empates, Sudáfrica y México igualaron 1-1 , y Francia con Uruguay aburrieron en un estancado 0-0.

Un país responsable de un aburrimiento la fecha pasada, Uruguay, fue autor de un entretenido partido (para los rioplatenses) en el Estadio Loftus Versfeld. Los uruguayos lograron ponerse al frente del marcador al minuto 23. Un disparo de media distancia de Forlán, que se desvió en la espalda del defensor africano Aaron Mokoena, permitió que los celestes le pasen la presion a los anfitriones del certamen para empatar el partido.

El primer tiempo se iba, con una parcial ganadora que merecía el triunfo por como venía haciendo las cosas.

La segunda mitad dio inicio. Los sudamericanos seguían controlando el juego, los dueños de casa mostraban un juego pobre y poco creativo. Pasados 33 minutos un penal del arquero Khune (que le valió ver la tarjeta roja) al delantero Luis Suarez le permitía a los uruguayos ampliar su diferencia y estar más tranquilos de cara al último partido que les restaba por jugar ante México. El autor de la pena máxima fue el goleador del Atlético de Madrid, otra vez Diego Forlán que (con mucha categoría) cambio el tiro desde los doce pasos por un grito de gol. El compañero de Sergio Agüero en el equipo de Madrid es el goleador del Mundial con 2 tantos, es el primer doblete que se registra en esta edición del torneo.

Ya sin ilusión y esperanza alguna, los amarillos esperaban que el tiempo pase y el marcador deje tan solo un 2-0, pero el tercer gol llegó. Centro y gol. Álvaro Pereira marcó para sumar en el rubro de “goles a favor”, el asistidor fue quien generó el penal, Luis Suárez.

Ganó Uruguay y ahora espera a México que, mañana a las 15.30 en Polokwane, enfrenta a Francia para completar la segunda jornada del grupo A. Sudáfrica puede convertirse en el primer anfitrión que no se clasifica a octavos de final. Tiene chances, pero son pocas.

Por Carlos Siffredi

Anuncios