Paraguay le ganó 2-0 a Eslovaquia, goles de Vera y Riveros, y no solo lidera el grupo F, sino que comienza a pensar en los octavos de final. Los eslovenos no pudieron jugar al ritmo de los dirigidos por Gerardo “Tata” Martino que tuvieron el dominio del juego durante los 90 minutos en el Estadio Free State.

“La victoria es importante pero debió ser más amplia”, esas fueron las palabras del director técnico de Paraguay una vez finalizado el partido. El equipo sudamericano fue ampliamente superior y ofensivo. Si bien no tuvo que preocuparse por la parte defensiva (su rival no mostraba peligro alguno) durante todo el partido, el marcador al finalizar los 90 minutos mostró un 2-0 a favor de los rojiblancos.

Acertado estuvo el entrenador argentino al poner tres delanteros (Haedo Valdez; Roque Santa Cruz y Lucas Barrios) desde el inicio del encuentro, pero de igual manera los goles guaraníes los maracaron un defensor (Vera 26′ 1PT) y un volante (Riveros 85′ 2ST). Constante fue la llegada de los mediocampistas paraguayos que mostraron una enorme capacidad de llegada.

No es un mal resultado teniendo en cuenta que comparte zona con la última selección campeona del Mundo, Italia, pero Paraguay tendrá únicamente que mejorar la definición para así poder sentenciar los partidos antes y no el los últimos 5 minutos.

Eslovaquia pudo ser goleada, pero la falta de contundencia paraguaya en los metros finales le permitió sacarla barata.

Por Carlos Siffredi

Anuncios