La primera ronda terminó para las selecciones de la zona A y B. Muchas sorpresas no hay, en general, se dio la lógica. ¿La desilución? sin lugar a duda el equipo del entrenador Raymond Domenech, Francia.

Del grupo A dirán presente en octavos de final Uruguay (sumó 7 puntos en sus tres partidos con cuatro goles a favor y ninguno en contra) y México (tan solo cuatro puntos le bastaron para clasificarse).

El partido por la tercer jornada que tenía como protagonistas a uruguayos y mexicanos, daba aroma a empate acordado. Pero cualquier especulación similar fue erronea al ver el marcador final, los de sudamérica le ganaron a los norteamericanos por 1 a 0 (gol de Luís Suarez a los 42′ PT) y dieron un buen espectaculos a los espectadores.

Mientras tanto en Bloemfantein, Francia quedaba eliminada del certamen y  revivía su pesadilla pasada en el Mundial del 2002, Sudáfrica derrotaba a los galos por 2 a 1 (goles de Khumalo 20′ PT; Mphela 37′ PT para los africanos y para los europeos descontó Malouda 70′ ST)  y al no alcanzarle la diferencia de goles se convertía en el primer anfitrión de una Copa del Mundo en no pasar de ronda. Pobre la actuación de los europeos, que no jugaron a nada. Superior la de los africanos, que dejaron una buena impresión en el país donde el deporte principal es el rugby.

La otra zona en cuestión es la B, que tendrá de representantes en la siguiente fase a la Selección Argentina (ganó todos sus partidos y clasificó con puntaje ideal, nueve de nueve) y al combinado de Corea del Norte (al igual que México, le basta con cuatro unidades para clasificarse).

El equipo de Diego Maradona jugaban, para todas las miradas, el partido más atractivo. De un lado los favoritos de la zona, el equipo de Lionel Messi, Argentina. Del otro Grecia, la misma que en 2004 ganó la Eurocopa en Portugal, pero que ultimamente no venía dando buenas actuaciones. Los argentinos lograron plasmar su dominio en el restulado (2 a 0, goles de Demichelis 77′ ST y Palermo 89′ ST) recién en la segunda mitad, a pesar de que durante todo el primer tiempo fueron superiores a los helénicos. Argentina in, Grecia out.

Quedaba todavía una plaza para los octavos, Corea del Sur y Nigeria buscaban ser dueños de la misma en Durban. Los nigerianos comenzaron arriba en el marcador, pero el orden de los surcoreanos hizo que los asiáticos les empaten el partido y que, por momentos, los de Park Ji Sung se posicionen arriba en el resultado. Corea lo ganaba por 2 a 1 desde el arranque del complemento. De igual manera, fueron los africanos los que le empataron (de penal) en el minuto 23 del segundo tiempo a los orientales y mantenían sus ilusiones de seguir en competencia. Ilusión que se vio rota en el momento en que el árbitro portugués, Olegário Benquerenca, pitó el final del encuentro. Nigeria había empatado 2 a 2 con Corea del Sur (goles de Uche 12′ PT; Aiyegbeni 23′ ST para las águilas y Jung Soo 37′ PT ;Chu Young 3′ ST para los tigres) y de esta manera los segundos continuaban participando en el Mundial.

De esta manera, ya definidos los Grupos A y B, se saben ya los cruces para la siguiente ronda que se llevarán a cabo este fin de semana. El sábado 26, a las 11hs, Uruguay se medirá contra Corea del Sur en el Estadio Nelson Mandela Bay. Mientras que el domingo 27, a las 15.30hs, se repetirá el cruce de octavos del Mundial pasado. Los jugadores de Argentina se verán las caras con los de México en Johannesburgo. ¿Se volverá a repetir la misma historia para La Albiceleste?, Rafa Márquez y Maxi Rodríguez  están.

Por Carlos Siffredi

Anuncios