En el Estadio Green Point de Ciudad del Cabo, con goles de Robin Van Persie (36′) y Klaas-Jan Huntelaar (82′), la Selección de Holanda derrotó por 2 – 1 a Camerún (gol de penal de Eto’o a los 65′) y de esta manera el conjunto naranja  es el segundo país en avanzar con puntaje ideal (nueve puntos de nueve) a octavos de final del Mundial de Sudáfrica.

La selección del holandés Bert van Marwijk se aprovechó de Los Leones Indomables, que jugaban su tercer partido simplemente para cumplir, y dejó en claro que es una seria candidata para quedarse con el título de campeona del mundo.

Demostrado está que el control de juego que tiene Holanda es total durante los 90 minutos, lo único que le falta es que su único delantero (Robin Van Persie) ajuste la puntería a la hora de estar uno a uno contra los arqueros rivales. De igual manera, las llegadas holandesas son incesantes. Sneijder, Van der Vaart, Kuyt y Van Bommel son jugadores que constantemente buscan el gol de media distancia, además de la creación de juego. Y es esa total entrega (y búsqueda) la que deja a los aficionados de los Países Bajos tranquilos de que en algún momento el tanto va a caer.

Holanda se clasificó, y con honores, a los octavos de final del Mundial. No fue un problema mayor, en los primeros dos encuentros, la ausencia de Robben, quien volvío (y de la mejor manera) a jugar un partido con su selección luego de la lesión sufrida en el amistoso pre-Sudáfrica contra Hungría (6 a 1 a favor de los europeos).

El próxima rival del conjunto holandés es Eslovaquia, que viene de dejar fuera de compentencia a Italia, el lunes 28 de junio a las 11hs en Durban. La escolta del equipo de Bert van Marwijk es la Selección de Japón, segunda en el grupo E, que ahora se enfrentará con Paraguay en Tswane (Pretoria) el martes 29 a las 11hs también.

Por Carlos Siffredi

Anuncios