Ni España ni Chile merecían despedirse en primera ronda del Mundial de Sudáfrica. Es por eso que a pesar del triunfo de los españoles sobre los chilenos por 2 a 1 (Villa e Iniesta por el lado de los europeos, mientras que Millar descontó para los sudamericanos), los dirigidos por Marcelo Bielsa siguen en competencia. El empate 0 a 0 entre Honduras y Suiza le permitió a los trasandinos clasificar segundos en la zona H.

Chile contra España. El bueno fútbol latinoamericano contra el buen fútbol europeo. El juego inteligente contra el juego catedrático. Los de Bielsa contra los de Del Bosque. La Roja contra La Furia. Infinita cantidad de adjetivos puede recibir el uno y el otro, ya sea por estilo o por nombre. Pero hoy se veían las caras en Tshwane (Pretoria) y un equipo debía de ganar para tener asegurada su clasificación (en primer puesto) a octavos de final, o empatar o perder y, de reojos, ver el resultado del partido entre Honduras y Suiza. La famosa “diferencia de goles” podía peligrar el avance de zona.

Los de Bielsa comenzaron abajo en el marcador, un error en la salida del arquero Bravo (a los 24 minutos) le dejó la pelota en bandeja al delantero español David Villa que, al anotar su tercer tanto, igualó a Higuaín en la tabla de goleadores. La tranquilidad era española, y la dependencia del resultado en la ciudad de Bloemfantein era chilena.

Andrés Iniesta regresaba a la titularidad luego de estar ausente en el partido entre su equipo y Honduras, pero no volvía solo. En sus pies recayó el segundo tanto de España en el minuto 36, que dejaba a Chile con un hombre menos (Marco Estrada vio su segunda amarilla) , nervioso y más espectante que nunca. La Jabulani fue domada por Torres; Iniesta y Villa, que lograron una triangulación perfecta para el aumento del marcador.

Bielsa se agarraba la cabeza, había que hacer cambios para empatar el partido, y de lo posible ganarlo. Es por eso que ni bien inició el segundo tiempo, Rodrigo Millar y Esteban Paredes ingresaban por Jorge Valdivia y Mark Gonzalez. Lo descontó desde el banco, la sustitución de Millar le dio a Chile el descuento en el minuto 46.

Ambos equipos dieron una muestra de total entrega y buen juego en el estadio de la ciudad de Pretoria, y es por eso que los dos merecieron pasar a la siguiente instancia del Mundial de Sudáfrica 2010.

El lunes Chile se enfrentará contra Brasil, que terminó primera en el grupo G con siete unidades, a las 13.50hs en el estadio de Johannesburgo. Mientras que España recibirá a Portugal, escolta del equipo de Dunga, el martes a la misma hora pero en Ciudad del Cabo.

Por Carlos Siffredi

Anuncios