En la primera fecha por los octavos de final del Mundial de Sudáfrica, Uruguay y Ghana salieron victoriosos de sus respectivos encuentros. Los uruguayos derrotaron por 2 a 1 a Corea del Norte, mientras que los ghaneses ganaron con el mismo resultado a los estadounidenses, con la diferencia de que el gol decisivo fue marcado en tiempo suplementario.

El Estadio Bahía Nelson Mandela era el escenario para el primer choque entre selecciones que buscaban un lugar en los cuartos de final de Sudáfrica 2010. De un lado los dirigidos por “El Maestro” Oscar Washington Tabárez, Uruguay. En frente Los Tigres de Asia, Corea del Sur,entrenados por el rústico Huh Jung-Moo.

Luis Suárez fue la gran figura de la tarde lluviosa en Puerto Elizabeth, sus dos goles le dieron a Uruguay la clasificación a la siguiente instancia. El primer tanto fue el resultado de una grosera falta compartida entre el arquero coreano Jung Sung Ryong, que no retuvo el centro al área que provocó la apertura del marcador en el minuto 8, y los defensores Lee Jung Soo y Lee Young Pyo, que le perdieron la marca al delantero uruguayo que no dudó en convertir con el arco libre.

Corea del Sur descontó con el tanto de Lee Chung Yong a los 67 minutos de la segunda etapa. Seguía lloviendo en el Nelson Mandela y la defensa uruguaya no dejaba de hacer agua. Pero a diez del final llegó el golazo de quien abrió (en este caso sentenció) el marcador del partido, Luis Suárez. El delantero colocó, con la comba justa, a la caprichosa Jabulani en el palo izquierdo del arquero, que nada pudo hacer a pesar de haberse tirado para la foto.

El gol le dio a La Celeste no solo la ventaja, sino que también la tranquilidad de que la presión ahora era de los coreanos. El partido finalizó y los uruguayos festejaron el pase a cuartos, mientras que los asiáticos se vuelven con las manos vacías.

Horas más tarde se enfrentaban el primero del Grupo C contra el segundo del Grupo D. Estados Unidos recibía en Rustembug al único representante del continente africano, Ghana.

El encargado de quebrar el cero en el resultado fue el mediocampista ghanés Prince Boateng, el mismo que dejó a Ballack sin Mundial, a 5 minutos de iniciado el encuentro. Ghana se aprovechó de Estados Unidos durante casi todo el primer tiempo que no contaba con las inspiraciones de Donovan; Dempsey e incluso Bradley.

Los norteamericanos encontraron el empate por medio de un penal en el minuto 62 del complemento, el encargado de patearlo fue su goleador Ladon Donovan. Pero a pesar de la igualada, la figura del delantero africano con el número tres en su espalda, Asamoah Gyan, comenzaba a agigantarse. La segunda parte terminó con el marcador 1 a 1, por lo cual se debía seguir jugando pero en tiempo extra.

Pasados tres minutos de iniciada la prorroga la figura que ya se estaba hacienda dueña del juego africano, Gyan, marcó el gol ganador para su equipo. El tiempo suplementario continuó hasta que el árbitro húngaro ,Viktor Kassai, pitó el final del encuentro. Las Estrellas Negras se impusieron por 2 a 1 al equipo norteamericano que se despide del sueño mundialista.

Uruguay y Ghana se enfrentarán el próximo viernes 2 de julio, a las 15.30hs, en el estadio de Johannesburgo por el partido correspondiente a los cuartos de final del Mundial de Sudáfrica.

Por Carlos Siffredi

Anuncios