De nuevo Argentina y México eran protagonistas de un partido por octavos de final en un Mundial, la vez pasada fue en Alemania 2006, y otra vez ganó La Albisceste.  En el Estadio Soccer City de la ciudad de Johannesburgo, con menos sufrimiento que el certamen pasado, los sudamericanos lograron una cómoda victoria (3 a 1) ante los norteamericanos y así se aseguraron el pase a cuartos para enfrentar (otra vez) a Alemania, que viene de dejar afuera a Inglaterra (4 a 1 fue el marcador para los teutones).

Dalma Maradona dejó en claro que es seguidora de Mostaza Merlo. La hija del entrenador argentino, desde la tribuna, tiraba malas vibras para el conjunto mexicano por medio del gesto de los “cuernitos” de Mostaza. Mal al equipo de su papá no le fue, tanto Tévez e Higuaín aprovecharon la mufa azteca y se la cobraron por medio de goles. Es más, el primer tanto de Argentina, que lo marco ” El Apache” a los 25 minutos, tuvo ayuda del colegiado que no vio un grosero offside del delantero. Ese fue el quiebre del partido.

México había salido a matar o morir durante los primeros 10 minutos del encuentro. Un disparo, que pegó en el travesaño, del lateral Salcido avisaba (y asustaba) al arco de Romero. Messi intentaba jugar y hacer rotar la pelota, pero las insistente marca mexicana no le permitía generar juego ni situaciones de peligro para su equipo. Fue necesario el mal juicio del árbitro para que todo lo hecho por El Tricolor se desmorone.

La Selección Argentina contaba con algo que los de Javier Aguirre no tenían: individualidades y velocidad, que les permitieron aumentar el tanteador a su favor y semisentenciar el partido.

Ya con el resultado en su contra, los mexicanos comenzaron con los errores que le permitieron crear el juego en toda la cancha al equipo argentino. Justamente fue una impresición (un mal pase atrás del defensor Osorio) la que le dejó “servido en bandeja” el segundo gol a Higuaín (el cuarto para su cuenta personal) a 32 minutos de iniciado el encuentro. El delantero definió de manera similar (casi igual) a aquella vez que, jugando para River, le hizo un gol al arquero de Boca, Bobadilla. La primera parte llegaba a su fin y Argentina se iba tranquila al descanso.

Ya en el segundo tiempo, un bombazo de media distancia ,inatajable para el arquero Pérez, de Carlitos  “el jugador del pueblo” Tevez le daba a La Albiceleste el boleto directo a Ciudad del Cabo para jugar por los cuartos de final contra los teutones.

El Tri sabía que había hechado a perder su posibilidad para superar a los de Maradona, y a pesar de tener la posesión de la pelota en los últimos minutos (por errores en el juego argentino) no pudieron igualar el marcador. El gol del honor lo hizo la gran promesa del fútbol mexicano, Javier “El Chicharito” Hernández, quien sacó un latigazo al arco de Romero que encontró la red sudamericana en el minuto 70.

Buen partido de la Selección Argentina. Quedó claro que el equipo no es solo Messi ( a quien aún no se le ha abierto el arco), es Tevez; Higuaín; Mascherano; Maxi Rodríguez; Otamendi; Heinze; Romero y el resto de los 23 convocados.

Al igual que en el 2006, Argentina le ganó a México por los octavos de final. La selección nacional se vuelve enfrentar, como en el Mundia pasado, al conjunto alemán por los cuartos y en busca de un lugar en las semifinales. Esperemos que esta vez no haya ningún arquero lesionado, y mucho menos algún papelito traicionero.

Por Carlos Siffredi

Anuncios