La gran mayoría de los jugadores que protagonizaron la reciente publicidad mundialista de Nike, encabezada por el eslogan “Escribe el futuro”, pasaron por Sudáfrica 2010 con más pena que gloria y acumularon más críticas que elogios.

Los deportistas que tuvieron un certamen para el olvido fueron:

Didier Drogba: La fractura del cúbito de su brazo derecho fue determinante para que este letal delantero tenga un flojo Mundial. Tan solo marcó un gol (a Brasil) y Costa de Marfil, que es dependiente del atacante del Chelsea, no se clasificó a octavos.

Fabio Cannavaro: No hizo ninguna chilena milagrosa sobra la línea y no tendrá ninguna canción en su honor que resalte alabanza alguna. Su presencia experimentada en la zaga central italiana no inculcó ni miedo ni respeto alguno. El plantel europeo durante el Mundial tuvo un desempeño flojísimo y es por eso que el  equipo finalizó último en la tabla de posiciones del Grupo F con dos unidades nada más.

Franck Ribéry: El mediocampista de Francia no tuvo ninguna intercepción de pelota importante (en el comercial interfiere en un pase de Wayne Rooney). Será más que nada recordado por formar parte de la “Nueva Revolución francesasa del sigo XXI”, en la que el plantel francés se reveló ante el cuerpo técnico del equipo galo dirigido por Raymond Domenech.

Wayne Rooney: Parece que su visión con respecto a la hoguera se hizo realidad. El “Bad boy” inglés tuvo un “Bad Mundial”, además de no marcar goles en su segunda participación mundialista, el delantero del Manchester tuvo un comentario para la hinchada inglesa que abucheó a sus jugadores mientras estos se iban al vestuario en el entretiempo del partido que disputaron Inglaterra y Argelia, 0 a 0 fue el resultado final. Rooney dijo: “Es bonito ver como tu afición te abuchea”. Al parecer más de un adolescente arrancará el poster del 9 inglés de su pared y la Reina no le hará reconocimiento real alguno. ¿Ya se habrá conseguido el remolque para vivir?

Landon Donovan: El máximo referente del fútbol estadounidense fue bajando el rendimiento a lo largo de su permanencia en Sudáfrica. Si bien ante Inglaterra y Eslovenia se lo vio participativo, contra Argelia estuvo ausente en un 90% del partido. Pero ser el autor del gol que clasificó al equipo norteamericano a la siguiente instancia, le bastó al mediocampista para ser la “figura FIFA del partido”. Sin embargo en octavos, los dirigidos Bob Bradley fueron derrotados 2 a 1 por Ghana, el descuento fue marcado por el 10 yankee. Otro jugador del plantel de Estados Unidos que participó en el comercial y  sufrió las consecuencias fue el arquero Tim Howard. Al parecer quien leyó el diario y terminó riendo fue Asamoah Gyan en compañía de  Kevin Prince Boateng.

Cristiano Ronaldo: Mucho ruido y pocas nueces, hizo honor a su apodo de “Triatlón”, corre; bicicleta y nada. Su paso por la competición será recordado por dos cosas nada más: primero, por formar parte de aquella Selección de Portugal que goleó 7 a 0 al equipo de Corea del Norte, y segundo, por marcar uno de los  tantos de la goleado con bastante suerte. Se lo infló demasiado a este jugador luso que no tuvo el nivel galático que tiene en el Real Madrid, y su espalda no pudo ponerser el equipo a cuestas. Eso sí, no le faltó tiempo para mirarse en la pantalla gigante de la cancha cada vez que una cámara lo enfocaba. Al parecer no habrá Estadio Cristiano Ronaldo, no habrá película con papel protagónico de Gael García, no habrá caño a Homero Simpson, y mucho menos habrá estatua gigante con su figura.

Todos estos futbolistas se despidieron del sueño mundialista de Sudáfrica. Pero hubo otros que si bien dijeron presente en el spot de Nike, no concurrieron al torneo celebrado en África. Ellos son Theo Walcott y Ronaldinho, ambos marginados por los entrenadores de su seleccionado, Capello y Dunga.

Cambiando un segundo de deporte, la “Maldición de la famosa pipa” parece no tener efecto en el basquet, Kobe Bryant consiguió su quinto campeonato con Los Lakers, pero sí en el tenis, Roger Federer (Nº2 en ranking ATP) quedó eliminado del Torneo Grand Slam de Wimbledon al ser derrotado por el checo Tomas Berdych.

Pero volvamos al fútbol. Los únicos “sobrevivientes” del comercial son Iniesta,Fabregas y Pique. España ahora se enfrenta a Paraguay por instancias de cuartos de final. ¿Tendrán los españoles que ir preparando las valijas para emprender la vuelta a casa?. Ningún jugador argentino participó del spot publicitario, y por ahora están escribiendo el futuro. Menos mal ¿no?.

Por Carlos Siffredi

Anuncios